MI OTRO YO


​​​​​​

Te preguntaras como es eso que "soy lo que veo en el otro", que ocurre cuando lo que veo en el otro no me gusta o me gusta tanto que quiero ser igual, pues bien he aquí la respuesta.

Esto para mí solia ser un poco dificil asimilar, me preguntaba: ¿cómo puede ser posible que, eso que no me gustaba de aquella persona que me caían mal, que no me agradaba, era algo mío que también estaba en mi interior?

He ahí la premisa que dice: la pareja, los hijos y las personas que llegan a tu vida, son maestros que llegan para mostrarte esas sombras y matices que hay en tí, y que sirven para que crezcamos y evolucionemos, es por eso que nada es bueno ni malo, es como tiene que ser.

Según la teoría de los espejos existen 4 tipos de espejos que muestran lo que somos en nuestro interior, es decir. lo que hay adentro de nuestro ser, esa parte oscura del ser.

El espejo que nos muestra algo que no queremos reconocer es decir es ese reflejo que también esta en nosotros.

El espejo que nos muestra lo contrario a como somos, que tiene eso que te hace falta. Muchas veces, te gusta algo de la otra persona, ya sea su personalidad o su forma de ser, alegre extrovertida y por eso te atrae. Es posible que te atraiga, porque eres lo contrario u opuesto a esa persona.

El espejo que queremos controlar o manipular teniendo expectativas egoístas, por ejemplo cuando te molesta algo de una persona, pero en el fondo lo que te disgusta es porque deseas que esa persona haga lo que deseas, sin embargo son iguales por lo tanto chocan.

El espejo que sin darnos cuenta se lo hacemos a un tercero, es decir hay una persona que detestas su egoísmo y que es egoista contigo, y lo criticas por eso. Sin embargo, tú a su vez eres egoísta con algun familiar, papa, hermano, esposo, etc.

Ser consciente de aquellas sombras que hay en nuestro interior y que son mostradas a través de esos espejos, nos permitirá asumir nuestra responsabilidad y vivir libre de juicios sobre las demás personas.

Una recomendación que les puedo dar para que puedan ponerlo en su vida cotidiana es que, cada vez que algo no te guste o te disguste, agarrate la camisa, míra que hay dentro de tí que te esta generando ese pensamiento. Pues eso que ves en el otro es lo que también hay en tí.

Si te gusto el artículo y crees que le puede servir a alguien. ¡Gracias por compartirlo!

Te abrazo con cariño.

Arleen L.